Una moratoria vigente permite completar los años de aportes previsionales necesarios para poder jubilarse, con planes de regularización de hasta 60 cuotas mensuales.