En distintos ámbitos se debate: ¿Cómo se calcula los salarios por los días de vacaciones de los trabajadores/as domésticos mensualizados. 

Hay dos criterios:

CRITERIO “A”:  Debe concederse el “plus vacacional” del art. artículo 155 de la Ley de Contrato de Trabajo (nro. 20.744). Es decir: dividiendo el salario mensual por 25 y multiplicándolo por la cantidad de días de vacaciones.

Fundamento:  Debe estarse a la apertura dispuesta por el art. 2º inc. b) de la Ley 20.744  “… sin perjuicio que las disposiciones de la presente ley serán de aplicación en todo lo que resulte compatible y no se oponga a la naturaleza y modalidades propias del régimen específico.”

CRITERIO “B”.  Debe considerarse por cada día de vacaciones la retribución normal y habitual.  Es decir:  sin aplicar el “plus vacacional”

Fundamento:  El principio rector en derecho es que la legislación especial, prevalece sobre la legislación de aplicación general.

Tenemos entonces que el art. 29 de la Ley 26.844, (Régimen Especial) establece:  La trabajadora/or gozará de un período de licencia anual ordinaria de vacaciones pagas, conforme la retribución normal y habitual…” –sic- (lo destacado en negrita y subrayado nos pertenece).

CONCLUSIÓN:  El Estudio First-Rate, Consultores con criterio jurídico, sostiene que el art. 155 de la Ley 20.744 (Régimen General – Contrato de Trabajo) se opone a la naturaleza y modalidades propias del régimen aplicables al trabajo doméstico.

 Entonces, las liquidaciones por vacaciones deben calcularse según la retribución normal a percibir el trabajador/a durante dicho período.  Es decir, sin la aplicación del “plus vacacional”. 

Ello ya que, aun considerando el principio que establece la aplicación el criterio más beneficioso al trabajador/a, es el propio Decreto 467/2014 que al reglamentar el art. 29 de la Ley 26.844, sustenta la posición de First-Rate, ya que al citar la norma se refiere a las prestaciones en determinados días de la semana y dispone que la retribución resultará de multiplicar los días en que debiera prestarse servicios durante las vacaciones, por el salario diario que percibiere en el momento de su otorgamiento.

Por ello, al no observarse razón jurídica para apartarse de la disposición, cabe concluir:  Este criterio es aplicable también en las prestaciones de trabajo a tiempo completo.  Es decir: dividiendo el salario correspondiente al mes de las vacaciones por 30, para luego multiplicarlo por la cantidad de días de vacaciones que corresponda otorgar.

Las retribuciones correspondientes al período de vacaciones deberán ser satisfechas antes del comienzo de las misma.











1 Comentarios

Deja un Comentario o Respuesta